AxL

EL VINO... PLACER DE REYES

Recuerdo que giraba el año 1999. Ya en edad de poder ingerir bebidas alcohólicas, una chica me invitó a un restaurante formal. Odiaba usar trajes, pero esa noche tuve que hacer de lado la moda urbana de la que era objeto y vestirme a la altura de la cita. Cabello recogido en cola y un traje negro, me acompañaron al evento. Aquella chica de más formales costumbres, sugirió un vino francés para acompañar la cena. Sentí la necesidad de ser franco y expresar mi intimidad al mi experiencia ser nula, respecto a los vinos (tal vez, más aún que con la comida). Mi honestidad me dio resultados inmediatos y evitó que hiciera un ridículo. Finalmente, llegó el momento. Las copas de ese cristal que sólo podía compararse con el agua cristalina, se tornaron en un rojizo que me recordaba a las novelas vampíricas que había leído. El momento de las bromas en mi mente, había terminado. Di el primer trago. No pude encontrar ninguna esencia, pero el sabor, ese sabor, es un sabor que jamás olvidaría. Mi estancia en tierras galas, ya en el nuevo milenio, marcó una nueva época en mi vida. Dicen que “al lugar que fueres, haz lo que vieres”. Saludar y despedirme de todos mis nuevos amigos con un beso en cada mejilla, no

Hay 644 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Me siento Decepcionado.
Escuchando: Stratovarius - I'm still alive

Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!