Eskarabajo

tambien es un oficio

el francotirador mira la plaza, la muchedumbre, el ajetreo, el masticar de helado y cacahuetes, las palomas. sonríe. nadie sabe de él, parapetado en lo alto de un campanario sumido en el olvido sobre todo, no saben del cañón que apunta y la bala que en cualquier momento va a cruzar el aire. eso es lo que le hace sonreír. porque se siente una especie de dios que va a cambiar la rutina. la va a pulverizar. sólo quedarán de ella vanos pedazos sanguinolentos, trozos de pulmón, lágrimas y mandíbulas desencajadas. terror. se paseará por la plaza y causará estragos. eso es lo que le hace sonreír. no obstante, observenlo. mide un metro ochenta, viste ropa casual, guantes, fuma un puro y lleva el pelo al natural sin ningun tipo de gel o fijador. mirémosle porque, a su pesar, es la primera vez que se oculta tras una campana y apunta con sangre fría. es la primera vez que siente que va a cambiar la rutina. le va a dar una patada en la ingle y la va a dejar agonizante en el suelo. ¿qué hará?, disparará cuando vea a su víctima, e incluso puede que también dispare a las palomas. da una calada profunda a su puro. decide deshacerse del puro y sigue contemplando con atención el bullicio en la plaza. una gran fuente se alza en el centro, y en ella juegan divertidos varios niños. sus madres charlan despreocupadas,

Hay 716 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Me siento Estresado.
Escuchando: SOAD

Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!