chanyelina

Sonrie a la luna

  A la mañana siguiente no encontró nada nuevo ni cambiado y obviamente tenía que ser así, pues la princesa en realidad era una bella dama llena de sueños, más no de magia. Aún la realidad no sería impedimento, no esa mañana

Hay 120 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!