cibervampiro

Espántame panteón

La procesión del entierro   La procesión del entierro en las calles de la ciudades ominosamente patética. Detrás del carro que lleva elcadáver, va el autobús, o los autobuses negros, con losdolientes, familiares y amigos. Las dos o tres personasllorosas, a quienes de verdad les duele, son ultrajadaspor los cláxones vecinos, por los gritos de los voceadores,por las risas de los transeúntes, por la terrible indiferenciadel mundo. La carroza avanza, se detiene, acelera de nuevo,y uno piensa que hasta los muertos tienen que respetar lasseñales de tránsito. Es un entierro urbano, decente y expedito. No tiene la solemnidad ni la ternura del entierro

Hay 300 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Me siento Contento.
Escuchando: La Calaca, Botellita de Jerez

Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!