demon

Tiempos Paralelos (La Catarsis)

Segunda Parte - La catarsis. “mi rostro ya no se refleja en ninguna parte, el aire ya no quiere entrar a mis pulmones, me siento fatigada y todavía la luz tenue de la luna me hace a un lado, mi vida muerta esta de paso, yo espero un minuto de ti, espero que el viento me devuelva tu aroma , que la fantasía me acerque a ti y que desaparezca esta melancolía que me hace cada día mas morir…”=mas= despertó sobresaltada con ese eco interminable en su mente, al parecer había sido uno mas de esos malos sueños q la aquejaban últimamente… el éxtasis combinado con heroína y alcohol manejaron finalmente su destino… varada en un muelle mental en donde ya no yacía embarcación alguna, anclo sus pensamientos. al caminar hacia la calle, vio pasar una sombra a su lado, camino cerca del kiosco morisco, percibió un leve aroma a miel, algo raro en ella, pues esos olores dulces le desagradaban, odiaba todo lo que tuviera que ver con dulzuras, su paladar hacia tiempo que solo sabia distinguir entre lo ácido, salado y amargo… quizás porque así lo había dispuesto “Ella”; únicamente saborear a lo que sabia su vida… las ansias le produjeron una caminata sin rumbo y silenciosa, era domingo y después de todo a esas horas de la madrugada no se veía mucha gente por las calles de la ciudad. con un pequeño morral morado al hombro una sudadera negra, jeans del mismo color … enfilaba su peregrinación hacia la meca de los olvidados, de los solitarios, el ultimo refugio de las almas desvalidas y solitarias…el cementerio… sin darse cuenta como ni en que momento se vio de pronto frente a las puertas del panteón La Paz,. eran unas rejas verdes enormes de lámina, mostraban ya las inclemencias del tiempo, oxidadas, algo vencidas y con grafitos de sus visitantes… leyendas como: “pedro infante no ha muerto”, o “aquí estuvo el chema pa su entierro con Lola”, se leían. Frases utilizadas comúnmente y otras del ingenio mexicano y que hacían gala de su doble sentido... realmente no sabia porque estaba ahí, no tenia a quien visitar, su hermana se encontraba en otro lugar, al igual que su padre, aun así se adentro al enorme camposanto... algo en su interior rezaba que su deber era estar ahí… se atravesó a su mirada una pequeña figura encorvada, era un anciano quien al parecer, se dedicaba al arreglo floral de las tumbas, era canoso y con el pelo ralo, su mirada era profunda y serena, como si supiera que estaba viviendo en su ultima morada y al mismo tiempo, arreglando la casa eterna de todos… buenos días, dulce niña!!!- saludó amable, pero intrigantemente el anciano, al paso de “Ella”… bienvenida a la casa eterna de todos, donde los muebles mas lujosos son de piedra… soltó una leve carcajadilla, que mas sonaba al chillar de un roedor. “Ella” solo pudo emitir un “hola” y camino rápidamente, como si el tiempo apremiara en alguna cita donde ya vas con retraso. sus manos le hormigueaban y no era por causa del frió… camino

Hay 1515 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Me siento Divertido.
Escuchando: Jamiroquai - Funk Odyssey - 01 - Feel So Good

Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!