paradigma

Una vida privilegiada

El camino al trabajo fue perfecto. Las calles y la lluvia fueron solo míos. A pesar de saber que solo los estupidos y los esclavos trabajamos en un día de asueto, Decidí darle buena cara a este 20 de noviembre de secuestro. Maldito mi profesionalismo y mi ética, Por ellos estoy aquí, entre 4 paredes, con un café que yace frío , tal como la frialdad que mi escritorio evoca(creo que pretendía no verme hoy). Afuera hay

Hay 217 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Me siento Indignado.

Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!