torito

hay que dejarlo todo

El era un buen muchacho cumpliendo sus treinta y dos, ella una hermosa chica cargando con sus treinta y cuatro. Ella llego de mala gana al bar en donde celebraban el cumpleaños de el invitada por la prima que vivía loca por el fulanito este “esta guapísimo prima vamos, quiero que lo conozcas y me digas que tal, además te voy a presentar a su primo para ver si ya sales con alguien y se te quita esa carita”.asepto claro pero como de mala gana, a ella no le gusta mucho esa idea de que le presenten chicos, no esta para eso por algunas varias razones. Al llegar a la mesa plagada de chicos, chicas, botellas lo ve y espera que sea al primo, lo mira y se da cuenta que es el festejado; en efecto es guapo, piensa y espera medio ansiosa su turno para saludarlo, felicitarlo, conocerlo. Ella no suele entusiasmarse con los hombres pero esto es distinto y no lo sabe. El la ve y claro que la ve, si es mas que hermosa, deslumbra su mirada y solo intenta que los que están con el se esfumen para que el por fin sepa quien es la belleza que esta en el lugar. El la procura durante toda la noche y no pela a la celestina involuntaria que claro para el momento ya esta medio peda y malcopeando, que no importa, por que están juntos y algo en el universo comienza a linearse y se siente en el ambiente. A el lo dejo la novia recién para casarse con otro después de siete años; a ella le fue un poco peor y claro perdió la fe en el amor aunque siente que la

Hay 857 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!