entrar al gallinero

No entiendes porque no eres yo. La unica razón para realizar algo completamente inutil es admirarla inmensamente

Los peces sueñan?

 

Primavera de 1989.

 

Fueron varias noches en las que no podía dormir, por lo cual decidí recorrer la ciudad en mi forma intangible buscando a aquellos extraordinarios de nacimiento con una pesada losa sobre su destino; y así fue que la encontré.

 

Mariel dormía en su cama, las primeras luces del alba asomaban por la montaña cuando sonó el despertador trayéndola de vuelta al mundo “real”; se incorporó con energía y pude percibir en ella una tranquilidad interior que pocas personas han experimentado en su vida, pero en su caso esa paz siempre había acompañado sus mañanas.

 

Como siempre daba los buenos días al “Señor Molko”, una carpa cola de velo que la acompañaba en su pecera al lado de la cama, su fiel amigo, cuantos años había estado con ella?, ni si quiera ella sabía con exactitud porque desde su temprana infancia había estado en esa habitación.




 

Una ducha rápida, el arreglo y la preparación de su desayuno fueron parte de su rutina mañanera para concluirla con un beso en la frente de Moni su nana, una mujer de 85 años quien se hiciera cargo de ella cuando su madre falleciera por causas desconocidas y que a partir de ahí fuera su única “familia”. Moni dormía plácidamente en otra habitación y Mariel procuraba no despertarla al irse a la universidad.

 

En la facultad, corría su tercera clase cuando unos golpes en la puerta interrumpieron al profesor; un intendente solicitaba la presencia de Mariel en la dirección, tenía una llamada.

 

Josefa, vecina y amiga de la infancia le daba la noticia, “Mariel, tienes que venir enseguida, es tu nani, algo le paso a Doña Moni!”

 

A partir de ahí las horas y los eventos se sucedieron uno tras otro sin que ella pudiera precisar algo. El anfiteatro, trámites, firmas, llamadas, velas, mucha gente, amigos, compañeros, vecinos y en esa vorágine solo atinaba a pensar “me quede sola…” Al final después de los últimos pésames, regreso al departamento y en la penumbra que antecede a la noche se sentó en la cama mirando fijamente la pecera a su lado.

 

El Señor Molko nadaba con pereza, ajeno a los eventos que habían cimbrado la vida de su dueña y sin embargo ahí estaba, a su lado. Mariel apenas musitó “y ahora, que vamos a hacer Molko?”; como única respuesta el pez nado frente a ella moviendo su ondulada cola mientras Mariel quien no dejaba de observarle caía en un sopor producto de dos días sin dormir y así quedo envuelta en las tinieblas.

 

Mariel abrió lentamente los ojos y de inmediato se dio cuenta que no era su habitación, escucho una leve respiración y de inmediato volteo, a su lado dormía un niño de unos 10 años, nunca lo había visto pero sabía su nombre, Emilio. Como autómata se incorporo en silencio y acercándose a él coloco su mano derecha en la frente de Emilio, la oscuridad la envolvió nuevamente.

 

Era el cumpleaños de Emilio, sus padres habían organizado una fiesta en la alberca y el nadaba alegremente chapoteando en medio de varios delfines que hacían piruetas y emitían sonidos amistosos festejando al cumpleañero. El pastel llego y Emilio intento llegar a la orilla de la piscina para salir, pero desde el fondo de ella, las manos de Mariel sujetaron los tobillos del niño y lo llevaron hacia abajo en lo que parecía un abismo profundo; el grito de terror de Emilio fue apagado por el agua y pudo ver como sus padres alegres se perdían en la superficie mientras el abismo lo devoraba.

 

Mariel volvió a despertar, Emilio a su lado se convulsionaba violentamente mientras de su nariz salía un hilo de sangre. Sorprendida sin atinar en que pensar volvió a sentir el sopor y nuevamente perdió el sentido.

 

Al abrir sus ojos por enésima vez se encontró en su cama con la cabeza de lado hacia la pecera del Señor Molko, el pez nadaba con la misma indolencia de siempre mientras ella se incorporaba violentamente. Por primera vez en su vida despertaba con angustia, el recuerdo de Emilio y el sueño se anclaban en lo más profundo de su mente, que había pasado?, porque Molko a cada ondulación de su cola le provocaba mas pánico? Desesperada metió sus manos a la pecera intentando sujetar al pez que atemorizado se escurría entre los falsos corales removiendo la grava del fondo, en ese momento lo vio, entre la grava una llave con una etiqueta plastificada que decía: Moni, puerta ropero.

 

Tomo la llave y de inmediato de encamino a la recamara de su Moni, abrió la puerta del ropero y en el encontró fotografías nunca vistas de su madre, de ella siendo bebe y una carta, rompió el sobre y comenzó a leer.

 

“Mi amor, mi Mariel:

 

Leer esta carta significara que yo no estoy más contigo y que Molko te ha mostrado como llegar a ella. Hay mucho que debes de saber y de antemano te pido perdón por haberlo ocultado por tanto tiempo. Sabes que como a ti, también crie a tu madre y así como tú fuiste mi hija ella también lo fue.

 

Tu madre y tu son devoradoras de sueños, es difícil de explicar y más de creer, pero ambas al dormir invaden los sueños de otros y sustraen sus peores pesadillas o sus sueños más hermosos, con ello se llevan ilusiones, miedos, esperanzas y metas dejando tras de sí mentes fragmentadas de las cuales ninguno de los afectados se recuperará jamás.

 

Como lo sé?

 

Por años lo soñé, en mis sueños veía a tu madre hacerlo, te vi a ti hacerlo y pude ver que como en el caso de tu mamá, cada mañana llevaba en su mente el recuerdo de lo que había hecho provocándole una angustia tan grande que termino por no soportarlo y ponerle fin a su existencia. Pero supe que contigo podía haber un escape, al colocar un pez a tu lado, cada mañana antes de despertar volcarías tus recuerdos en el Señor Molko quien no puede recordar por mucho tiempo, así olvida el, olvidas tu y abres los ojos a un nuevo día con una paz que pocos podemos experimentar.

 

Al morir tu madre entendí que ella era quien desde sus sueños me gritaba por ayuda, y al haber ignorado sus mensajes cargué con una gran culpa y decidí que no te perdería a ti como a ella. Pero hoy ya no puedo estar más a tu lado, solo me resta hacerte saber la verdad y queda en ti si decides ser libre sufriendo las consecuencias de tu maldición o decides conservar al Señor Molko para que te ayude a olvidar como lo ha hecho toda tu vida.

 

No olvides que te quiero y que fuiste junto con tu madre lo más bello que me pudo pasar.

 

Con amor

 

Tu Nani Moni.”

 

Mariel entro en un estado de shock, todo el día se mantuvo sentada en la cama observando la pecera y al pez en ella, ignoro por completo todas las llamadas telefónicas y al llegar la noche tomo la decisión; el Señor Molko se quedaría con ella mientras viviera. Sin comprender, reflexiono porque su pez tenía tantos años con ella, porque Moni siempre se encargo de su limpieza y porque no tenía un solo recuerdo de sus sueños en toda su vida.

 

Se recostó pensando y lentamente cayó en el abismo de los sueños, mañana sería otro día y tal vez volvería a sentir esa paz que por una mañana había perdido.

 

Fascinado me materialicé, la observe en silencio toda la noche, antes del amanecer me dirigí a la pecera, metí las manos sujetando firmemente al Señor Molko hasta matarlo y finalmente me esfume, nunca sabría mas de Mariel.


Escuchando: Morrissey - Suedehead

 

Einyel


Me largooooo!!!!

 

A tan solo 30 minutos de que comiencen mis vacaciones…en teoría.

 


Mañana vuelo a la CDMX, de ahí a Toluca y luego a Veracruz. Once días de aparente descanso en el cuales tendré que dedicar de menos una hora para sacar algunos compromisos de trabajo y estar disponible al celular todo el tiempo; aun así debo decir que muero por largarme, al igual que el año pasado este fue muy cargado y no quiero otra cosa que relajarme un poco, vamos a ver si hay chance.

 

Y al regreso…al regreso uufff!!

 

Escuchando: Kigo feat. Conrad Sewell – Firestone

 

Einyel


Acenso

 

Es curioso que en una sola semana se hayan dado tantos eventos, desde lo sombrío hasta cosas muy positivas.


 

Por años había arrastrado un pesar el cual termino de tajo, pero además llegaron cosas muy agradables y por primera vez en mucho tiempo me siento tranquilo y en paz; y mucho de ello se lo debo a gente muy especial (gracias Al, Sarah y Mulatita). Si hace una semana me hubiesen dicho como estaría hoy, no lo creería.

 

Y tienes razón @andromedagirl, las cosas pasan por algo.

 

Ahora a seguir volando.

 

Escuchando: Def Leppard - Photograph

 

Einyel

 


Void

 

Jamás imagine que llegara un momento así;  hoy te borro de mi vida, todo eso que compartimos y por lo que sonreímos se irá a ese abismo que abrí este sábado al contestar tu mensaje.


 

Solo espero una cosa, nunca regreses de las profundidades, de mi parte tienes la promesa que jamás te invocaré ni con la mente y mucho menos con el corazón.

 

Escuchando: Lena – Stardust

 

Einyel


En el mar.

 

Me gusta mi trabajo, me gusta mi vida.

 

Un día estoy a 1,950 M.S.N.M. a 3 grados de temperatura en alguna sierra del Occidente y al otro ando navegando con un rico clima tropical-invernal; aunque siempre con cámara en mano.



 

Hoy salí al mar en búsqueda de ballenas, encontramos un grupo de cortejo y vaya que hubo acción.

 

Ya en tierra, mucho trabajo pero finalmente van saliendo las cosas.

 

Ahora solo quiero irme a mi nube y tomarme una cerveza bien fría.

 

Escuchando: Chris Isaak – Wicked Game

 

Einyel


En la sierra, cámara en mano...

 

Tercer fin de semana de trabajo en la sierra, nuevamente de vuelta a la Sierra del Tigre y con esta semana serán cuatro de chamba consecutiva, pero ya llegara el próximo fin y ahora si a rascarme la panza y contar los billetes, jajajaja!!

 

Estuve a 1,950 M.S.N.M., el trabajo fue de rutina y por la madrugada (4 AM) hice una pausa para un café porque estaba a 3 grados de temperatura y aproveché hacer unas tomas de paisaje, este fue el resultado.

 


 

Me gusta mi trabajo

 

Escuchando: Sigala – Sweet Lovin´

 

Einyel


Una narración

 

Hace 10 años fue mi alumna en la universidad durante un ciclo anual, ese periodo pasó con el trato cordial entre profesor y alumna; cinco años después nos volvimos a encontrar, salimos un par de veces a beber cerveza y platicar sobre el tiempo en que no nos vimos, todo quedó en el convivio.




El año pasado nos volvimos a encontrar, ahora en Guadalajara donde reside y donde suelo hacer escalas por mi trabajo; volvimos a salir para beber cerveza y si algo nos identificaba era esa capacidad vikinga para chelear, a como aguanta la condenada!!, ahora las charlas ya giraron sobre nosotros y no el trabajo, nos dimos cuenta de que teníamos cosas en común y así a la tercera salida terminamos una noche juntos. Debo decir que es alguien menudita con cara de niña pero sobre todo que inspira ternura...en la oscuridad todo eso se fue a la chingada. Al margen de los gritos y palabras que se escucharon por todo el hotel, me enterró las uñas hasta dejarme líneas goteadas en la espalda y pecho, me mordió con furia en pecho, cuello, orejas (ouch!) y pompas, me dio unas nalgadas que ni mi madre me hubiese dado por la peor travesura, todo con tal saña que por momentos tuve que concentrarme cañón pa aguantar y no quedar mal. El regreso de Guadalajara fue doloroso y el lunes en la chamba aparte de crudo y desvelado anduve madreado con chingo de moretones.


Tres veces más, con sus respectivas putizas; no es mi estilo pero acepto que tuvieron cierto encanto, después de eso entre el trabajo y algunas discusiones nos alejamos paulatinamente. Hoy ella está por casarse, pobre cabrón lo que le espera jajajaja!!!

 

Escuchando: Roger Sánchez – Another Chance

 

Einyel


Noche helada!

 

 

Comenzó mi periodo de trabajos freelance de este año, el destino fue el Derramadero a 10 Km de Mazamitla. Desde el sábado en la noche partí a Guadalajara y de ahí al sitio de trabajo donde estuve día y medio muestreando la fauna del lugar, por las mañana 6 grados, al medio día 19 y por la madrugada un grado centígrado a las 4 de la mañana. Fue algo pesado porque tuve un periodo libre de 3 horas para dormir pero no pude porque literalmente el frio me chupaba todo el calor.



 

Hubo una buena cantidad de fauna, aunque las fotografías de paisaje nocturno fueron complicadas porque el frio y el fuerte viento me hacían luchar para mantener mi tripié estable, además los dedos los traía todos adoloridos.

 

Finalmente terminé y regrese a casa algo cansado pero satisfecho con una buena cantidad de fotos y datos.

 

Escuchando: Of Monsters And Men – Thousand Eyes

 

 

Einyel


De vuelta a la montaña!

 

 

Hace 8 años comencé a trabajar como faunero, tan solo armado de una cámara semiprofesional, un gancho herpetológico y unas cuantas guías de campo, comencé mi aventura en Mazamitla, Jalisco; este fin de semana regreso a muestrear a la misma localidad, nuevo proyecto, mas equipo, muchos libros y buena experiencia. Dejemos por un rato la selva, la playa y el calor para volver a la montaña y al frio!! =D

 

Escuchando: Warrant – Blind Faith

 

Einyel

 


2017!

 

 

Técnicamente no fue una acampada; a las 2:30 del 1 de enero tan solo avente mi sleeping sobre la arena y me metí a dormir, el oleaje me arrulló y el cielo fue mi cobertor, a las 7 de la mañana me levante y de inmediato tome mi cámara, no había mejor forma de comenzar que tomando fotos.

 

Ese fue el inicio de mi año.

 

Y luego a comenzar a viajar, el destino?, Zacatecas. Una ciudad que por mis gustos no tendría mucho que ofrecerme y al final me lo dio todo. =D

 

Tengo dos propósitos para este año: 1. Ganar un concurso de fotografía y 2. Obtener financiamiento para un proyecto de investigación.

 

Eso es todo.

 

PD: También volví a fotografiar a la luna.

 

Escuchando: Lena Stardust

 

Einyel


Sorpresa mañanera

Me levanté a las 5 AM y lo primero es encender la calefacción de la Boa y echarle un vistazo, pero ups!, no había asegurado la tapa y se había salido de su contenedor, caramba!, por fortuna un vistazo rápido por la sala y sorprendida en un sitio poco habitual.

 

Mi vida no es nada aburrida...

 

/me escuchando: Letters to Cleo - I want you to want me.

 

Einyel




En la selva

 

Llegaron a mi hace poco más de tres meses como huérfanos extraviados, calculo tendrían un mes de nacidos; menuda tarea ese sábado!; luego de documentarme y usar el sentido común me di a la tarea de alimentarlos y que perdieran el miedo a mi presencia, mas adelante construimos su refugio lo más cómodo posible para un tejón y una vez que estuvieron estables me di a la tarea de criarlos y educarlos como unos tejones decentes y aptos. Fueron muchas las lecciones y debo confesar que si bien ellos aprendieron a sobrevivir, yo aprendí a ser como ellos.

 

Hoy fue el día decisivo, fue planeado con mucha anticipación conforme veía sus avances y finalmente, la libertad!

 

Confío que aprendieron lo suficiente, están sanos, bien alimentados, el resto dependerá de ellos. Y si vienen de visita, siempre serán bien recibidos mis hijos tejones.

 

Por si no fueran suficientes emociones, al mediodía alguien llego para dejar su valiosa carga, y como siempre habremos de cuidarla.

 

Escuchando: Mazzy Star – Fade into you

 

Einyel

 

 


Void

 

Han sido 29 meses y hoy he decidido hacerme daño por última vez. He caído muy bajo, es tan profundo el abismo que como demonio nunca llegue aquí antes. Volveré hacia arriba, no prometo llegar a la superficie, mucho menos volver a volar, pero que no quede duda que lo intentare...


Escuchando: U2 - Ultraviolet (Light My Way)



Einyel


Y así en la selva...

 

Aquí nunca me aburro, aunque eso signifique más trabajo.

 

Hoy por la mañana un par de tejones muy pequeños (Nasua narica) que se habían extraviado, la manada no apareció por ningún lado y pues ahora habremos de cuidar de ellos esperando a que se logren y regresen a la selva.

 

Por otro lado, fiel a su ciclo de vida, mi tiburona ha regresado puntual con el inicio de las lluvias; aquí andará nadando cerca de la playa hasta finales de agosto y luego veremos pequeñas aletas como desde hace varios años.

 

Escuchando: Valentine – You´ll Always Have Me

 

Einyel

 



Una escapada

 

Después de muchísimos años de no pararme frente a publico Dianita me invito a un par de charlas en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente; fue una buena oportunidad de presentar a la nena en sociedad, y vaya que tuvimos buena jornada!, se porto muy dócil y fue el colofón de una presentación sobre la diversidad de reptiles en la Bahía.

 

Atrás quedaron mis días en el trabajo de concientización ambiental, pero ocasionalmente como ahora me daré mis escapadas para desempolvarme en público.

 

Escuchando: L.A. Guns – I Found You

 

 

Einyel

 


Un gran día!

 

Hubieron de pasar 23 años para volver a verlos, y aun cuando tiempo hace mella en todos nosotros las 2 horas y medias fueron geniales, uno de los mejores conciertos que he visto; larga vida Gn´F´nR´s!!!, además de una excelente oportunidad de estar con mis hermanos.

 

 

Escuchando: Guns N´Roses – Paradise City

 

Einyel


Una historia jamás contada.

 

Era un ángel…

Te hablo de un tiempo que no lo era como tal.

Eras, o incluso eones antes de que existieras.

Estaba aburrido, y sin saber qué hacer, me decidí por algo tonto.

Me comí una estrella.

Cómo?, se trata de una singularidad, así que no intentes comprender.

Peor me comí una estrella.

Entera.

Desapareció de la creación.

Fue divertido.

Pero ocurrió algo…

No puse atención, resulto que se trataba de una estrella vieja.

Estaba a punto de convertirse en una gigante roja.

Y un día, colapso dentro de mí.

Se volvió un agujero negro.

No debía haber problema alguno, era un ángel.

Era…

Un día ocurrió mi caída, la segunda.

Fui condenado a vagar por la creación como humano.

Un humano con un agujero negro en el estomago.

Eso explica mi hambre…

Fin.


Escuchando: U2 - The Fly



Einyel


De vuelta a la acción

 

Pasaron muchos años después de que le aleje del medio y tome un rumbo distinto; ayer nuevamente me he incorporado en la red de atención a varamientos, y si bien atrás quedaron los días de tarea organizativa, estoy listo para atender cualquier caso. =)

 

Escuchando: The Strokes – You Only Live Once

 

Einyel



Como diciendo... ¿y mi pollo? ¿ping? ¡pong 1!