entrar al gallinero

No entiendes porque no eres yo. La unica razón para realizar algo completamente inutil es admirarla inmensamente

Los peces sueñan?

 

Primavera de 1989.

 

Fueron varias noches en las que no podía dormir, por lo cual decidí recorrer la ciudad en mi forma intangible buscando a aquellos extraordinarios de nacimiento con una pesada losa sobre su destino; y así fue que la encontré.

 

Mariel dormía en su cama, las primeras luces del alba asomaban por la montaña cuando sonó el despertador trayéndola de vuelta al mundo “real”; se incorporó con energía y pude percibir en ella una tranquilidad interior que pocas personas han experimentado en su vida, pero en su caso esa paz siempre había acompañado sus mañanas.

 

Como siempre daba los buenos días al “Señor Molko”, una carpa cola de velo que la acompañaba en su pecera al lado de la cama, su fiel amigo, cuantos años había estado con ella?, ni si quiera ella sabía con exactitud porque desde su temprana infancia había estado en esa habitación.




 

Una ducha rápida, el arreglo y la preparación de su desayuno fueron parte de su rutina mañanera para concluirla con un beso en la frente de Moni su nana, una mujer de 85 años quien se hiciera cargo de ella cuando su madre falleciera por causas desconocidas y que a partir de ahí fuera su única “familia”. Moni dormía plácidamente en otra habitación y Mariel procuraba no despertarla al irse a la universidad.

 

En la facultad, corría su tercera clase cuando unos golpes en la puerta interrumpieron al profesor; un intendente solicitaba la presencia de Mariel en la dirección, tenía una llamada.

 

Josefa, vecina y amiga de la infancia le daba la noticia, “Mariel, tienes que venir enseguida, es tu nani, algo le paso a Doña Moni!”

 

A partir de ahí las horas y los eventos se sucedieron uno tras otro sin que ella pudiera precisar algo. El anfiteatro, trámites, firmas, llamadas, velas, mucha gente, amigos, compañeros, vecinos y en esa vorágine solo atinaba a pensar “me quede sola…” Al final después de los últimos pésames, regreso al departamento y en la penumbra que antecede a la noche se sentó en la cama mirando fijamente la pecera a su lado.

 

El Señor Molko nadaba con pereza, ajeno a los eventos que habían cimbrado la vida de su dueña y sin embargo ahí estaba, a su lado. Mariel apenas musitó “y ahora, que vamos a hacer Molko?”; como única respuesta el pez nado frente a ella moviendo su ondulada cola mientras Mariel quien no dejaba de observarle caía en un sopor producto de dos días sin dormir y así quedo envuelta en las tinieblas.

 

Mariel abrió lentamente los ojos y de inmediato se dio cuenta que no era su habitación, escucho una leve respiración y de inmediato volteo, a su lado dormía un niño de unos 10 años, nunca lo había visto pero sabía su nombre, Emilio. Como autómata se incorporo en silencio y acercándose a él coloco su mano derecha en la frente de Emilio, la oscuridad la envolvió nuevamente.

 

Era el cumpleaños de Emilio, sus padres habían organizado una fiesta en la alberca y el nadaba alegremente chapoteando en medio de varios delfines que hacían piruetas y emitían sonidos amistosos festejando al cumpleañero. El pastel llego y Emilio intento llegar a la orilla de la piscina para salir, pero desde el fondo de ella, las manos de Mariel sujetaron los tobillos del niño y lo llevaron hacia abajo en lo que parecía un abismo profundo; el grito de terror de Emilio fue apagado por el agua y pudo ver como sus padres alegres se perdían en la superficie mientras el abismo lo devoraba.

 

Mariel volvió a despertar, Emilio a su lado se convulsionaba violentamente mientras de su nariz salía un hilo de sangre. Sorprendida sin atinar en que pensar volvió a sentir el sopor y nuevamente perdió el sentido.

 

Al abrir sus ojos por enésima vez se encontró en su cama con la cabeza de lado hacia la pecera del Señor Molko, el pez nadaba con la misma indolencia de siempre mientras ella se incorporaba violentamente. Por primera vez en su vida despertaba con angustia, el recuerdo de Emilio y el sueño se anclaban en lo más profundo de su mente, que había pasado?, porque Molko a cada ondulación de su cola le provocaba mas pánico? Desesperada metió sus manos a la pecera intentando sujetar al pez que atemorizado se escurría entre los falsos corales removiendo la grava del fondo, en ese momento lo vio, entre la grava una llave con una etiqueta plastificada que decía: Moni, puerta ropero.

 

Tomo la llave y de inmediato de encamino a la recamara de su Moni, abrió la puerta del ropero y en el encontró fotografías nunca vistas de su madre, de ella siendo bebe y una carta, rompió el sobre y comenzó a leer.

 

“Mi amor, mi Mariel:

 

Leer esta carta significara que yo no estoy más contigo y que Molko te ha mostrado como llegar a ella. Hay mucho que debes de saber y de antemano te pido perdón por haberlo ocultado por tanto tiempo. Sabes que como a ti, también crie a tu madre y así como tú fuiste mi hija ella también lo fue.

 

Tu madre y tu son devoradoras de sueños, es difícil de explicar y más de creer, pero ambas al dormir invaden los sueños de otros y sustraen sus peores pesadillas o sus sueños más hermosos, con ello se llevan ilusiones, miedos, esperanzas y metas dejando tras de sí mentes fragmentadas de las cuales ninguno de los afectados se recuperará jamás.

 

Como lo sé?

 

Por años lo soñé, en mis sueños veía a tu madre hacerlo, te vi a ti hacerlo y pude ver que como en el caso de tu mamá, cada mañana llevaba en su mente el recuerdo de lo que había hecho provocándole una angustia tan grande que termino por no soportarlo y ponerle fin a su existencia. Pero supe que contigo podía haber un escape, al colocar un pez a tu lado, cada mañana antes de despertar volcarías tus recuerdos en el Señor Molko quien no puede recordar por mucho tiempo, así olvida el, olvidas tu y abres los ojos a un nuevo día con una paz que pocos podemos experimentar.

 

Al morir tu madre entendí que ella era quien desde sus sueños me gritaba por ayuda, y al haber ignorado sus mensajes cargué con una gran culpa y decidí que no te perdería a ti como a ella. Pero hoy ya no puedo estar más a tu lado, solo me resta hacerte saber la verdad y queda en ti si decides ser libre sufriendo las consecuencias de tu maldición o decides conservar al Señor Molko para que te ayude a olvidar como lo ha hecho toda tu vida.

 

No olvides que te quiero y que fuiste junto con tu madre lo más bello que me pudo pasar.

 

Con amor

 

Tu Nani Moni.”

 

Mariel entro en un estado de shock, todo el día se mantuvo sentada en la cama observando la pecera y al pez en ella, ignoro por completo todas las llamadas telefónicas y al llegar la noche tomo la decisión; el Señor Molko se quedaría con ella mientras viviera. Sin comprender, reflexiono porque su pez tenía tantos años con ella, porque Moni siempre se encargo de su limpieza y porque no tenía un solo recuerdo de sus sueños en toda su vida.

 

Se recostó pensando y lentamente cayó en el abismo de los sueños, mañana sería otro día y tal vez volvería a sentir esa paz que por una mañana había perdido.

 

Fascinado me materialicé, la observe en silencio toda la noche, antes del amanecer me dirigí a la pecera, metí las manos sujetando firmemente al Señor Molko hasta matarlo y finalmente me esfume, nunca sabría mas de Mariel.


Escuchando: Morrissey - Suedehead

 

Einyel


Me siento Ansioso. Escuchando: Rock Indie

Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

Escrito por estas fechas

Trabajo 21 de abr de 2015
El cartón del día 23 de abr de 2010
El tordo aliamarillo o cacique 22 de abr de 2010
El fín de semana 21 de abr de 2010
Me lanzo pollos! 24 de abr de 2009
ok, ok...soy simple =P 23 de abr de 2009
Tus cuentas de correo 25 de abr de 2008
Festejando! =P 25 de abr de 2008
Starligth 23 de abr de 2008
Siguiendo a la borregada (grax 3unic3) 22 de abr de 2008
Pascualita 25 de abr de 2007
Conociendo a los pollos y pollitas 23 de abr de 2007
Aprovecha esta oferta! 20 de abr de 2007
No hay nada más allá 20 de abr de 2007
curiosidades 19 de abr de 2007
Trauma laboral 25 de abr de 2006
Regreso 24 de abr de 2006
Ayer 24 de abr de 2005
El recuerdo de la caida. 22 de abr de 2005
Tributo al dios Baco :P 20 de abr de 2005
90 lecturas
Como diciendo... ¿y mi pollo? ¿ping? ¡pong 1!