entrar al gallinero

A'bram: sin colorantes artificiales erase una vez...

una vivencia paranormal (segunda parte)

... tras la visión, como si un relámpago iluminase mi mente, la atmosfera de tensión y suspenso habrían desaparecido junto con el ser. Es extraño describir lo siguiente, pues físicamente solo pude observar sus pies, pero es como si dentro de mi cabeza se guardase la imagen de aquel ser completo. No era demasiado grande, menos de un metro, su piel era gris, muy arrugada, como la de un anciano. Tenía a su vez el aspecto de una rata egipcia, con algunos pelos muy gruesos y negros aquí y allá... El rostro maduro, severo, con un arco muy pronunciado en sus labios dibujando un completo signo de desaprobación. El señor fuertemente fruncido, como si la sola imagen de este mundo le lastimase la vista. Unas cejas oscuras, grasosas y unos ojos grandes, desproporcionados para su cabeza, para cualquier ser humano, grandes, inyectados en sangre y con las pupilas dilatadas… mirándome fijamente sin parpadear.

 


De pronto, el tiempo comenzó a correr nuevamente y de todos los fenómenos que describí, solamente podía recordar nítidamente la imagen de ese ser. Juraría incluso que me habló, pero sería, quizá, ir demasiado lejos. He intentado, repito, escribir solamente las cosas que recuerdo sin exagerar o agregar elementos que no ocurrieron pero por alguna razón siento, como una vaga región de mi cerebro, que me faltan muchos detalles. Es como querer contarles un lejano sueño, afortunadamente, aún conservo un dibujo que hice del ser, a la mañana siguiente.



Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

Escrito por estas fechas

Hola! 29 de abr de 2016
hmmm.... 29 de abr de 2013
103 lecturas
Como diciendo... ¿y mi pollo? ¿ping? ¡pong 1!